09

Nov 2018

Evento se desarrollará desde el 7 al 9 de noviembre. Su principal objetivo es buscar conservar las fuentes de agua para garantizar la prestación del servicio de saneamiento en todo el país.

Desde el 7 al 9 de noviembre, más de 20 directores y gerentes de las empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) de todo el país, se reunirán en la ciudad de Cusco con el objetivo de establecer compromisos para la implementación de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos(MRSE) en sus respectivos ámbitos.

La Cumbre Nacional del Agua es organizada por el Ministerio del Ambiente (MINAM), la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS), la Autoridad Nacional del Agua (ANA) la Asociación Nacional de Entidades Prestadoras de Saneamiento del Perú (ANEPSSA) y el proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica.

Los acuerdos que surjan durante la Cumbre Nacional del Agua se plasmarán con la firma de una Declaración de Compromisos que deberá ser aplicada y promovida por los funcionarios de las empresas de agua a nivel nacional.  El acuerdo se firmará en la localidad de Piuray (Cusco).

Otro de los objetivos de la Cumbre es asistir a las EPS en las distintas contingencias que pudieran afrontar durante la implementación de los MRSE.

El presidente del Consejo Directivo de la SUNASS, Iván Lucich Larrauri, recordó que el sector saneamiento viene impulsando la incorporación de los Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos en la cadena de producción del agua potable: “necesitamos asegurar la conservación de las fuentes de agua para garantizar la sostenibilidad en la provisión de los servicios de saneamiento a la población”.

Asimismo, recordó a la fecha existen 28 EPS en 16 regiones del país, con reservas proyectadas por más de S/ 127 millones para la conservación de sus fuentes de agua a través de la tarifa.

Los MRSE son una alternativa innovadora para el financiamiento de proyectos de conservación y recuperación de ecosistemas proveedores de agua. La implementación de estos mecanismos es posible en el sector saneamiento gracias a una política pública que permite la recaudación de fondos a través de las EPS. De esta manera, se invierte en infraestructura natural para asegurar la provisión de agua a la población del Perú.