Noticias  

Túnel debajo del río Rímac se pone en marcha tras 5 años de obras

0 Comments
109
20-12-2017

Está listo. Concesionaria entregará la obra a fin de mes y la Municipalidad de Lima programará su funcionamiento. Últimos trabajos concluyen en dos semanas. Usar esta vía costará más de S/ 5.30. El sistema de seguridad ya superó las pruebas. 

En una vía subterránea, un escenario realmente extremo sería que un camión cisterna de gasolina se incendie en plena hora punta. El túnel que pasa debajo del río Rímac, asegura Stephane Brondino, director de Ingeniería de la concesionaria Lamsac, está preparado para controlar una situación de esa magnitud.

Tan confiado se muestra que, al culminar un recorrido de rutina, bromea con que su familia será una de las primeras en utilizar el túnel que estará listo a fin de año. No le preocupan las filtraciones detectadas a inicios de este año, pues dice que ya se corrigieron. Aunque reconoce que estos problemas pueden presentarse de nuevo, insiste en que no hay peligro.

“Esto es una concesión, no un contrato de construcción en donde el contratista hace y se va corriendo. Nosotros estamos aquí, cargando a nuestro costo la operación y el mantenimiento hasta el 2049. Si hay algo mal hecho que genere sobrecostos, corre por nuestra cuenta”, dice Brondino a La República.

Ese compromiso, sin embargo, no es un acto de buena voluntad. Desde el próximo año, cuando el túnel sea abierto, las personas que quieran usarlo tendrán que pagar una tarifa superior a los S/ 5.30, que es el monto que la empresa cobra en la actualidad a quienes circulan por las vías de su concesión.

“La tarifa del 2018 nadie la sabe”, admite Brondino, quien detalla que el contrato prevé una actualización anual de precios, previo acuerdo entre la Municipalidad de Lima y Lamsac. “Debería ser más”, dice para completar la idea.

El túnel en mención, que empezó a construirse hace cinco años, es solo un tramo de los nueve kilómetros que tendrá la “nueva vía expresa” de Línea Amarilla. Con una proyección de entre 40 mil y 50 mil vehículos usuarios por día y con un peaje que irá variando de precio, la rentabilidad de la obra es casi segura.

Seguridad en Lima

Dentro de dos semanas, cuando se culminen los acabados, la obra será entregada formalmente a la comuna metropolitana para que fije la fecha en que iniciarán las operaciones. A diferencia de otros grandes proyectos, en este túnel no habrá “marcha blanca” y el peaje se cobrará desde el primer día.

Según Lamsac, esa fase de uso gratuito “no es necesaria” porque todos los sistemas de seguridad han sido probados con éxito (ver infografía) y serán monitoreados por personal entrenado.

Para los mecanismos contra incendios, por ejemplo, se realizaron simulacros con los bomberos para aplicar protocolos reales de acción. Una de las novedades en este túnel es el sistema de turbinas, que además de garantizar la ventilación, sirve para expulsar el humo y presurizar el espacio para contener el fuego.

En el interior, además, hay zonas seguras para las personas que no consigan o no puedan evacuar. En estos ambientes aislados se puede permanecer y respirar con normalidad durante dos horas. Ese es el tiempo que, a una temperatura de 1.010 grados centígrados, resiste el revestimiento de los cables utilizados para los sistemas esenciales.

También se han previsto escenarios con emergencias combinadas, como un incendio posterior a un sismo. Las tuberías de agua tienen una suerte de “nudos” para evitar que la tensión las fracture.

Con la misma intención se han instalado dos subestaciones eléctricas, con una distancia de dos kilómetros entre cada una, para garantizar la continuidad de la iluminación, las comunicaciones y el centro de control de operaciones.

Lamsac ha anunciado que el túnel empezará a funcionar junto con los diez viaductos incluidos en la concesión, además del paso a desnivel que se construyó en la avenida Morales Duárez.

Entre las obras vinculadas también se encuentra el criticado nuevo puente Bella Unión, que fue abierto en junio pasado. “Nosotros construimos lo que nos pidieron”, responde Brondino ante las supuestas fallas de diseño.

El túnel se construyó con la intención de reducir el tráfico. Y dentro de poco se sabrá si será útil para ese objetivo.

Proceso

En 2009, el alcalde Luis Castañeda entregó la concesión de Línea Amarilla.

El túnel, que es una parte de la obra, tiene una extensión de 1.8 kilómetros, un ancho de 27 metros y una altura de 4.5 metros. 

fuente: http://larepublica.pe/sociedad/1158900-tunel-debajo-del-rio-rimac-se-pone-en-marcha-tras-5-anos-de-obras

0.0
Última modificación: -/-
Artículos relacionados: Más de S/ 370 millones en obras para mejorar la infraestructura en Piura MEF: HAY ESPACIO PARA REDUCIR LAS TASAS DE INTERÉS EN LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS El Gobierno de Perú adjudica el tercer proyecto de saneamiento mediante obras por impuestos Invertirán S/ 103 millones en obras de infraestructura a nivel nacional Adjudicarán más de US$2.000M en obras de reconstrucción del Perú en 2018 Juegos Panamericanos 2019: Comité adjudicó las obras de la Videna a Cosapi Ministro Giuffra anuncia que en diciembre se empieza la rehabilitación de obras por 100 millones de MEF anuncia 1,300 proyectos a través de la modalidad de obras por impuestos Sencico: ¿Cuánto impacta el uso de nuevas tecnologías en las obras de construcción? Así van los avances en construcción de túneles de la Línea Amarilla
#construcciòn #planificación

No hay comentarios todavía ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.